martes, octubre 23, 2007

LO INACEPTABLE!!

Declaración Universal de Derechos Humanos
Artículo 5.
"Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes."
A veces los sistemas de justicia de las naciones parecieran que no tienen la fuerza suficiente para neutralizar o eliminar las perturbaciones que pueden surgir en el seno de la sociedad, o simplemente no existe una política por parte de las autoridades competentes para actuar de manera enérgica ante cualquier hecho que menoscabe los derechos humanos. Es lamentable contemplar las imágenes difundidas el día de ayer por los medios de comunicación social, de un joven español agrediendo a una niña de origen latinoamericano en un vagón del subterráneo de Barcelona en Cataluña, España.
No podía creer lo que estaba observando y menos darme cuenta que la persona que estaba cercana al hecho no se movió en repudio de la acción y en defensa de la agredida.
Cuando ocurre ese tipo de situaciones, se debe asumir una postura enérgica, ya que los derechos humanos son asuntos de todos y si no los defendemos, podemos asistir a un período de la historia en el que la vigencia de los mismos sea un simple saludo de bandera.
Paralelamente a la situación antes descrita es muy digna la posición asumida por el presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa quien al enterarse del hecho instruyó a su cancillería en las diligencias pertinentes ante los órganos encargados de justicia en el reino de España.
Dejo el video por si no lo han observado, en verdad es un hecho digno del repudio de todos, para que no vuelva a ocurrir lo que ya una vez pasó en Europa.


Martes, 23 de Octubre de 2007

Madre de menor agredida en España no volvería a Ecuador pese a ofertas del Gobierno

Envíe esta nota por e-mail

EFE -
La madre de la menor ecuatoriana que fue víctima de una agresión en un tren de Barcelona no regresaría a Ecuador, pese a las ofertas del Gobierno de Quito de dar ayudas a los emigrantes que vuelvan a su país, según dijo hoy a la emisora Radio Quito.La mujer, originaria de la ciudad costera ecuatoriana de Guayaquil y que pidió que no se la identificara, reconoció la añoranza de su país, pero recalcó que "tengo (aquí, en Barcelona) mi vida, tengo aquí, sobre todo, mi trabajo" y recalcó: "yo no voy a volver, no voy a dar un paso atrás".En cualquier caso, se mostró a favor de las ayudas para los emigrantes que quieran volver a Ecuador y pidió "apoyo moral y sicológico" para su hija, atacada el pasado 7 de octubre en un tren metropolitano de Barcelona por el español Sergi Xavier M.M., de 21 años, que ha admitido ser el agresor.También indicó que espera tener contacto telefónico con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que hoy llamó por teléfono a su casa y conversó con su hija mayor, a la que ofreció su solidaridad y la ayuda del Gobierno.Durante la entrevista, la mujer se manifestó "muy nerviosa" y repitió que "estoy tan nerviosa como mi hija", de 16 años y que se encuentra en tratamiento sicológico desde que sufrió la agresión hace 16 días.Para ella, la agresión a su hija "ha sido racismo, no puede ser otra cosa", e insistió en pedir "discreción para mi hija y mi familia", pues consideró que la situación "se ha alborotado demasiado".La mujer reiteró que había pedido discreción a las autoridades para evitar un mayor dolor a su hija y no esperaba la difusión del vídeo donde se muestra la agresión a la menor, distribuido ayer por los Ferrocarriles de Cataluña.Desde hace siete años, la mujer y sus dos hijas, la menor, que sufrió la agresión, y otra mayor, que se encuentra embarazada, viven juntas legalmente en Barcelona.Aunque no tiene intención de regresar a Ecuador, la mujer, que está "separada desde hace muchos años" del padre de sus hijas, que reside en Guayaquil, señaló que mantienen una buena relación y que espera que pueda obtener el visado para trasladarse a España.El agresor de la joven ha sido acusado de un delito de lesiones, con la agravante de motivos racistas, y tras su detención fue liberado con cargos y debe presentarse cada 15 días en el juzgado.Por su parte, el presidente Correa, tras conocer los sucesos, "instruyó a la Cancillería la adopción de urgentes medidas para evitar la impunidad" del agresor de la joven ecuatoriana, según una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores difundida en Quito.El escrito indica que la canciller, María Fernanda Espinosa, que se encuentra en España, "asumió personalmente la gestión de apoyo a la familia de la menor agraviada" e informó, en una rueda de prensa en Madrid, que "se iniciarán las acciones civiles y penales en contra del agresor".La Cancillería, por su parte, envió "una nota diplomática a la Embajada de España en el Ecuador, en la cual expresó su más enérgica protesta por el acto xenofóbico antes descrito, a la vez que manifestó su rechazo a la decisión del juez de dejar en libertad al agresor", agrega el comunicado.Por otro lado, en la misma nota enviada a la legación española, "la Cancillería hizo patente su preocupación y extrañeza por la reiterada negativa a conceder visados a estudiantes ecuatorianos de niveles superiores (...), cumplidos los requisitos reglamentarios", por parte del Consulado de España.Además, insiste el escrito, según testimonios de "numerosos" estudiantes ecuatorianos afectados, la situación respecto a ellos se agrava por "la sistemática atención displicente que reciben por parte del personal del Consulado General de España".


Martes, 23 de Octubre de 2007

Ecuatoriana golpeada en España sigue atemorizada porque agresor sigue libre

Envíe esta nota por e-mail

EFE -
La joven ecuatoriana que fue golpeada por un xenófobo catalán en un tren aseguró hoy que siente temor por que su agresor continúa libre y no entiende porque la atacó, según dijo a Caracol Radio de Colombia."No me explico porqué reaccionó de esa manera. Él se subió al tren y venía hablando por teléfono, me vio que estaba sola y empezó a descargar su rabia y se ve que es una racista" dijo la joven a la red de emisoras colombiana.En Barcelona el joven español Sergi Xavier M. M., de 21 años, identificado como el agresor de la chica ecuatoriana menor de edad el pasado 7 de octubre en un tren, dijo hoy que "estaba muy borracho" cuando cometió el ataque.La joven ecuatoriana, cuya identidad no ha sido revelada, admitió en la entrevista con Caracol Radio, que siente temor ahora que dejaron al agresor libre.Añadió que durante el tiempo que iban juntos en el tren no cruzaron miradas y señaló que no reaccionó ante los golpes e insultos porque "estaba muy nerviosa (...), y aún sigo nerviosa. No quiero recordar nada de eso".Dijo también que otro pasajero que fue testigo de todo, lo único que se limitó a decir era que llamara a la policía."Él me decía inmigrante. Todo esto me pone mal a mí y a mi mamá, pero sobre todo a mi hermana y mucho más ahora que el sujeto está en libertad", subrayó la agredida.Caracol Radio también habló con Alexia Mora Alvarado, madre de la joven quien vive con sus dos hijas, y son oriundas de Guayaquil."Yo estoy desde hace siete años en España, y me ha tocado luchar mucho para llegar hasta donde estoy, pero gracias a Dios y a esta oportunidad hoy puedo decir que tenemos un mejor porvenir", dijo la madre de la joven ecuatoriana.La mujer se declaró sorprendida por recibir una llamada del propio presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien "nos extendió un gran abrazo y apoyo en toda esta situación".El joven agresor que fue dejado en libertad con cargos, vive con su abuela y su padre en la localidad de Santa Coloma de Cervelló, en la provincia de Barcelona (noreste).

2 comentarios:

curaçao dijo...

¿qué hacía una menor, sola, sin acompañante, a las doce menos cuarto de la noche, en un ferrocarril de FGC?

Leonardo Melero dijo...

En pleno siglo XXI, resulta ingenuo preguntarse eso, y sobre todo en una sociedad como la española. Lo que no me explico es cómo se puede sugerir por medio de la pregunta alguna "responsabilidad" de la menor, por estar sola en el vagón a esa hora, eso es justificar de una u otra manera al aberrado racista que hizo lo que todo el planeta vió.
No es cuestión de si estaba o no sola la muchacha, lo que significa es que a esa hora los derechos humanos se estaban arrojando por el albañal y mientras no tengamos una conducta enérgica y sin titubeos ante hechos como los de ese tipo, cualquier persona, en cualquier país es susceptible de sufrir un ataque salvaje y rupestre como el que vimos por video, sólo piénsalo, cualquier persona, inclusive tú o tus familiares.
Saludos.
Te hago obsequio de este artículo:
Declaración Universal de Derechos Humanos:
Artículo 2:
1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.