viernes, noviembre 28, 2008

Táctica y estrategia








Mi táctica es

mirarte

aprender como sos

quererte como sos

mi táctica es

hablarte

y escucharte

construir con palabras

un puente indestructible

mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo

ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos

mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos

mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple

mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo

ni sé

con qué pretexto

por fin

me necesites.


Mario Benedetti

Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2008





Dale click y agranda la imagen

HOMENAJE A ADRIANO GONZÁLEZ LEÓN Y A EUGENIO MONTEJO EN LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA, MÉXICO 2008


jueves, noviembre 27, 2008

INSTANTES






INSTANTES


Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.


Texto traducido al castellano por
Jorge Luis Borges

martes, noviembre 25, 2008

Palabra de Leonardo Padrón



"Hubo una noche que mis ojos te tocaban tanto que parecían una impertinencia del aire..."



Leonardo Padrón

"Barco por la paz" con supervivientes de bombas atómicas llega a Venezuela





"Barco por la paz" con supervivientes de bombas atómicas llega a Venezuela


EFE - El "Barco por la paz" que recorre el mundo con más de cien supervivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki atracó hoy en Venezuela, para "promover la paz" mediante "la educación y el intercambio cultural".


El arribo del "Barco por la paz", que recorre el mundo desde hace 63 años, ha coincidido con la llegada a un puerto venezolano de buques rusos para realizar maniobras militares conjuntas con la Armada Nacional de Venezuela.


"Llegamos a Venezuela, donde hemos sido muy bien recibidos por varias instituciones, y hay un barco de guerra (ruso), así que tenemos que seguir luchando", dijo a Efe Emilie McGlone, coordinadora internacional del "Barco por la paz".


El "Barco por la paz" es fletado por una Organización No Gubernamental (ONG) ambulante que realiza un "viaje global" para exigir un mundo libre de armas nucleares.La nave arribó al puerto venezolano de La Guaira, a unos 30 kilómetros al norte de Caracas, donde hoy también atracaron los cuatro buques de la Armada rusa.


A bordo de este barco "pacífico" hay unas novecientas personas, entre tripulación, universitarios japoneses y un centenar de los llamados "hibakusha", que son los supervivientes de las bombas atómicas lanzadas por Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki, en Japón, en agosto de 1945.El promedio de edad de los 102 supervivientes es de 75 años y todos han estado "muy activos" durante los dos meses que llevan a bordo del "Barco por la paz", que zarpó del puerto de Yokohama (sur de Tokio) el pasado 7 de septiembre rumbo a Vietnam, y que recorrerá en su viaje 22 ciudades de los cinco continentes.


Los veteranos supervivientes de aquellos ataques, que causaron más de 120.000 víctimas mortales en el acto y más de 400.000 en los meses y años posteriores a causa de las radiaciones, han ofrecido su testimonio y se han reunido con personalidades de los países por los que han pasado.


En su visita a Venezuela, de apenas dos días, los representantes del barco tienen previsto reunirse con autoridades del Gobierno presidido por Hugo Chávez, así como representantes académicos, según informaron.Del mismo modo, firmarán acuerdos con autoridades locales para que se adhieran a "un acuerdo por la paz" en el mundo.


Por su parte, el portavoz del Movimiento Ecológico de Venezuela, Marcial Barros, señaló cómo los supervivientes "cuentan la historia de lo que les pasó", las "consecuencias que tuvo para sus vidas", y cómo esa experiencia "les ha llevado a desarrollarse".


También celebró, en declaraciones a Efe, que los pasajeros de este barco "promueven que no sigan existiendo armas" y piden a los gobiernos la "renuncia a la guerra como un medio para resolver las controversias" entre países.





lunes, noviembre 24, 2008

Acerca de las elecciones estatales y municipales en Venezuela



El traje nuevo del Emperador


[Cuento infantil. Texto completo]

Hans Christian Andersen

Hace muchos años había un Emperador tan aficionado a los trajes nuevos, que gastaba todas sus rentas en vestir con la máxima elegancia.
No se interesaba por sus soldados ni por el teatro, ni le gustaba salir de paseo por el campo, a menos que fuera para lucir sus trajes nuevos. Tenía un vestido distinto para cada hora del día, y de la misma manera que se dice de un rey: “Está en el Consejo”, de nuestro hombre se decía: “El Emperador está en el vestuario”.
La ciudad en que vivía el Emperador era muy alegre y bulliciosa. Todos los días llegaban a ella muchísimos extranjeros, y una vez se presentaron dos truhanes que se hacían pasar por tejedores, asegurando que sabían tejer las más maravillosas telas. No solamente los colores y los dibujos eran hermosísimos, sino que las prendas con ellas confeccionadas poseían la milagrosa virtud de ser invisibles a toda persona que no fuera apta para su cargo o que fuera irremediablemente estúpida.
-¡Deben ser vestidos magníficos! -pensó el Emperador-. Si los tuviese, podría averiguar qué funcionarios del reino son ineptos para el cargo que ocupan. Podría distinguir entre los inteligentes y los tontos. Nada, que se pongan enseguida a tejer la tela-. Y mandó abonar a los dos pícaros un buen adelanto en metálico, para que pusieran manos a la obra cuanto antes.
Ellos montaron un telar y simularon que trabajaban; pero no tenían nada en la máquina. A pesar de ello, se hicieron suministrar las sedas más finas y el oro de mejor calidad, que se embolsaron bonitamente, mientras seguían haciendo como que trabajaban en los telares vacíos hasta muy entrada la noche.
«Me gustaría saber si avanzan con la tela»-, pensó el Emperador. Pero había una cuestión que lo tenía un tanto cohibido, a saber, que un hombre que fuera estúpido o inepto para su cargo no podría ver lo que estaban tejiendo. No es que temiera por sí mismo; sobre este punto estaba tranquilo; pero, por si acaso, prefería enviar primero a otro, para cerciorarse de cómo andaban las cosas. Todos los habitantes de la ciudad estaban informados de la particular virtud de aquella tela, y todos estaban impacientes por ver hasta qué punto su vecino era estúpido o incapaz.
«Enviaré a mi viejo ministro a que visite a los tejedores -pensó el Emperador-. Es un hombre honrado y el más indicado para juzgar de las cualidades de la tela, pues tiene talento, y no hay quien desempeñe el cargo como él».
El viejo y digno ministro se presentó, pues, en la sala ocupada por los dos embaucadores, los cuales seguían trabajando en los telares vacíos. «¡Dios nos ampare! -pensó el ministro para sus adentros, abriendo unos ojos como naranjas-. ¡Pero si no veo nada!». Sin embargo, no soltó palabra.
Los dos fulleros le rogaron que se acercase y le preguntaron si no encontraba magníficos el color y el dibujo. Le señalaban el telar vacío, y el pobre hombre seguía con los ojos desencajados, pero sin ver nada, puesto que nada había. «¡Dios santo! -pensó-. ¿Seré tonto acaso? Jamás lo hubiera creído, y nadie tiene que saberlo. ¿Es posible que sea inútil para el cargo? No, desde luego no puedo decir que no he visto la tela».
-¿Qué? ¿No dice Vuecencia nada del tejido? -preguntó uno de los tejedores.
-¡Oh, precioso, maravilloso! -respondió el viejo ministro mirando a través de los lentes-. ¡Qué dibujo y qué colores! Desde luego, diré al Emperador que me ha gustado extraordinariamente.
-Nos da una buena alegría -respondieron los dos tejedores, dándole los nombres de los colores y describiéndole el raro dibujo. El viejo tuvo buen cuidado de quedarse las explicaciones en la memoria para poder repetirlas al Emperador; y así lo hizo.
Los estafadores pidieron entonces más dinero, seda y oro, ya que lo necesitaban para seguir tejiendo. Todo fue a parar a sus bolsillos, pues ni una hebra se empleó en el telar, y ellos continuaron, como antes, trabajando en las máquinas vacías.
Poco después el Emperador envió a otro funcionario de su confianza a inspeccionar el estado de la tela e informarse de si quedaría pronto lista. Al segundo le ocurrió lo que al primero; miró y miró, pero como en el telar no había nada, nada pudo ver.
-¿Verdad que es una tela bonita? -preguntaron los dos tramposos, señalando y explicando el precioso dibujo que no existía.
«Yo no soy tonto -pensó el hombre-, y el empleo que tengo no lo suelto. Sería muy fastidioso. Es preciso que nadie se dé cuenta». Y se deshizo en alabanzas de la tela que no veía, y ponderó su entusiasmo por aquellos hermosos colores y aquel soberbio dibujo.
-¡Es digno de admiración! -dijo al Emperador.
Todos los moradores de la capital hablaban de la magnífica tela, tanto, que el Emperador quiso verla con sus propios ojos antes de que la sacasen del telar. Seguido de una multitud de personajes escogidos, entre los cuales figuraban los dos probos funcionarios de marras, se encaminó a la casa donde paraban los pícaros, los cuales continuaban tejiendo con todas sus fuerzas, aunque sin hebras ni hilados.
-¿Verdad que es admirable? -preguntaron los dos honrados dignatarios-. Fíjese Vuestra Majestad en estos colores y estos dibujos -y señalaban el telar vacío, creyendo que los demás veían la tela.
«¡Cómo! -pensó el Emperador-. ¡Yo no veo nada! ¡Esto es terrible! ¿Seré tan tonto? ¿Acaso no sirvo para emperador? Sería espantoso».
-¡Oh, sí, es muy bonita! -dijo-. Me gusta, la apruebo-. Y con un gesto de agrado miraba el telar vacío; no quería confesar que no veía nada.
Todos los componentes de su séquito miraban y remiraban, pero ninguno sacaba nada en limpio; no obstante, todo era exclamar, como el Emperador: -¡oh, qué bonito!-, y le aconsejaron que estrenase los vestidos confeccionados con aquella tela en la procesión que debía celebrarse próximamente. -¡Es preciosa, elegantísima, estupenda!- corría de boca en boca, y todo el mundo parecía extasiado con ella.
El Emperador concedió una condecoración a cada uno de los dos bribones para que se las prendieran en el ojal, y los nombró tejedores imperiales.
Durante toda la noche que precedió al día de la fiesta, los dos embaucadores estuvieron levantados, con dieciséis lámparas encendidas, para que la gente viese que trabajaban activamente en la confección de los nuevos vestidos del Soberano. Simularon quitar la tela del telar, cortarla con grandes tijeras y coserla con agujas sin hebra; finalmente, dijeron: -¡Por fin, el vestido está listo!
Llegó el Emperador en compañía de sus caballeros principales, y los dos truhanes, levantando los brazos como si sostuviesen algo, dijeron:
-Esto son los pantalones. Ahí está la casaca. -Aquí tienen el manto... Las prendas son ligeras como si fuesen de telaraña; uno creería no llevar nada sobre el cuerpo, mas precisamente esto es lo bueno de la tela.
-¡Sí! -asintieron todos los cortesanos, a pesar de que no veían nada, pues nada había.
-¿Quiere dignarse Vuestra Majestad quitarse el traje que lleva -dijeron los dos bribones- para que podamos vestirle el nuevo delante del espejo?
Quitose el Emperador sus prendas, y los dos simularon ponerle las diversas piezas del vestido nuevo, que pretendían haber terminado poco antes. Y cogiendo al Emperador por la cintura, hicieron como si le atasen algo, la cola seguramente; y el Monarca todo era dar vueltas ante el espejo.
-¡Dios, y qué bien le sienta, le va estupendamente! -exclamaban todos-. ¡Vaya dibujo y vaya colores! ¡Es un traje precioso!
-El palio bajo el cual irá Vuestra Majestad durante la procesión, aguarda ya en la calle - anunció el maestro de Ceremonias.
-Muy bien, estoy a punto -dijo el Emperador-. ¿Verdad que me sienta bien? - y volviose una vez más de cara al espejo, para que todos creyeran que veía el vestido.
Los ayudas de cámara encargados de sostener la cola bajaron las manos al suelo como para levantarla, y avanzaron con ademán de sostener algo en el aire; por nada del mundo hubieran confesado que no veían nada. Y de este modo echó a andar el Emperador bajo el magnífico palio, mientras el gentío, desde la calle y las ventanas, decía:
-¡Qué preciosos son los vestidos nuevos del Emperador! ¡Qué magnífica cola! ¡Qué hermoso es todo!
Nadie permitía que los demás se diesen cuenta de que nada veía, para no ser tenido por incapaz en su cargo o por estúpido. Ningún traje del Monarca había tenido tanto éxito como aquél.
-¡Pero si no lleva nada! -exclamó de pronto un niño.
-¡Dios bendito, escuchen la voz de la inocencia! -dijo su padre; y todo el mundo se fue repitiendo al oído lo que acababa de decir el pequeño.
-¡No lleva nada; es un chiquillo el que dice que no lleva nada!
-¡Pero si no lleva nada! -gritó, al fin, el pueblo entero.
Aquello inquietó al Emperador, pues barruntaba que el pueblo tenía razón; mas pensó: «Hay que aguantar hasta el fin». Y siguió más altivo que antes; y los ayudas de cámara continuaron sosteniendo la inexistente cola.


FIN

POEMA QUE NO TODOS PUEDEN LEER




a: _________________"la mujer en la que Dios tanto se detuvo"


Eugenio Montejo



POEMA QUE NO TODOS PUEDEN LEER:


“Tú, cuando te desnudas, te pareces a un pino /
por la esbeltez exacta y el aroma divino. /
Te conviertes entonces en mi propia experiencia, /
te llenas de una hermosa, antigua y noble ciencia. /
Por tu ombligo pasean mis manos desmayadas /
como dos gritos solos. Blancas manos calladas, /
que hieren la tibieza de tu cuerpo sabroso, /
dulce como praderas, silente y memorioso. /
Estas manos te hurgan, te descubren delicias /
semejantes al mar. Breves, fijas caricias /
con las que quiero hollarte, como si tierra fueras /
por la que pasa un río sediento de praderas. /
Y por tu pecho andan dos tetas excelentes /
en las que yo amamanto todo lo que tú sientes. /
Altos y soberanos, tus pechos son mi vida /
que es alta y soberana tierra herida. /
Hieren tus piernas suaves y locas extremadas; /
después son dulces aves que, junto a mi, cansadas, /
duermen ese momento feliz, después del coito, /
cuando ha finalizado la noche del introito. /
Las noches son sagradas. Pero también el día. /
Hay ángeles, demonios, culos del mediodía. /
te veo, en fin, desnuda, como una gran memoria /
que no tiene pasado, ni presente, ni historia /
y es el perfecto instante /
en que todo lo amado se convierte en amante”.

Ludovico Silva (1973).

domingo, noviembre 23, 2008

En la ciudad de la furia







En la ciudad de la furia
Soda Stereo.

Me verás volar
Por la ciudad de la furia
Donde nadie sabe de mí
Y yo soy parte de todos
Nada cambiará
Con un aviso de curva
En sus caras veo el temor
Ya no hay fábulas
En la ciudad de la furia
Me verás caer
Como un ave de presa
Me verás caer
Sobre terrazas desiertas
Te desnudaré
Por las calles azules
Me refugiaré
Antes que todos despierten
Me dejarás dormir al amanecer
Entre tus piernas
Entre tus piernas
Sabrás ocultarme bien y desaparecer
Entre la niebla
Entre la niebla
Un hombre alado extraña la tierra
Me verás volar
Por la ciudad de la furia
Donde nadie sabe de mí
Y yo soy parte de todos
Con la luz del sol
Se derriten mis alas
Sólo encuentro en la oscuridad
Lo que me une con la ciudad de la furia
Me verás caer
Como una flecha salvaje
Me verás caer
Entre vuelos fugaces
Buenos Aires se ve tan susceptible
Ese destino de furia es
Lo que en sus caras persiste
Me dejarás dormir al amanecer
Entre tus piernas
Entre tus piernas
Sabrás ocultarme bien y desaparecer
Entre la niebla
Entre la niebla
Un hombre alado prefiere la noche
Me verás volver
Me verás volver
A la ciudad de la furia

sábado, noviembre 22, 2008

Defensa de la alegría




DEFENSA DE LA ALEGRÍA


Defender la alegría como una trinchera

defenderla del escándalo y la rutina

de la miseria y los miserables

de las ausencias transitorias

y las definitivas

defender la alegría como un principio

defenderla del pasmo y las pesadillas

de los neutrales y de los neutrones

de las dulces infamias

y los graves diagnósticos



defender la alegría como una bandera

defenderla del rayo y la melancolía

de los ingenuos y de los canallas

de la retórica y los paros cardiacos

de las endemias y las academias



defender la alegría como un destino

defenderla del fuego y de los bomberos

de los suicidas y los homicidas

de las vacaciones y del agobio

de la obligación de estar alegres



defender la alegría como una certeza

defenderla del óxido y de la roña

de la famosa pátina del tiempo

del relente y del oportunismo

de los proxenetas de la risa



defender la alegría como un derecho

defenderla de dios y del invierno

de las mayúsculas y de la muerte

de los apellidos y las lástimas

del azar y también de la alegría.





Mario Benedetti

Mass Media de Benedetti




MASS MEDIA


De los medios de comunicación

en este mundo tan codificado

con internet y otras navegaciones

yo sigo prefiriendo

el viejo beso artesanal

que desde siempre comunica tanto


Mario Benedetti

viernes, noviembre 21, 2008

Lady



KENNY ROGERS
LADY
Lady, I'm your knight in shining armor
And I love you.
You have made me what I am
And I am yours.
My love, there's so many ways
I want to say I love you.
Et me hold you in my arms forever more.
You have gone and made me such a fool,
I'm so lost in your love.
And oh, we belong together.
Won't you believe in my song?
Lady, for so many years I thought
I'd never find you.
You have come into my life
And made me whole.
Forever let me wake to see you
Each and every morning.
Let me hear you whisper softly
In my ear.
In my eyes I see no one else but you.
There's no other love like our love.
And yes, oh yes,
I'll always want you near me.
I've waited for you so long.
Lady, your love's the only love I need
And beside me is where I want you to be.
'Cause, my love, there's something
I want you to know,
You're the love of my life,
You're my lady.

AIRE

MECANO
AIRE

(J. M. Cano)
Una noche de resaca
al tratar de despertar
noté que por el ombligo
me empezaba a desinflar.
que mi cuerpo se arrugaba como un papel vegetal
e iba pasando qué curioso al estado gaseoso.
Y tras la metamorfosis
me sentí mucho mejor
era un aire gris oscuro
y con bastante polución
se notaba en cualquier caso
que era aire de ciudad
que si bien no es el más sano
lo prefiere el ser humano.
Aire
soñé por un momento que era aire
oxígeno, nitrógeno y argón
sin forma definida ni color
fui aire volador
Como yo soy muy consciente
hasta en esta situación
decidí ser consecuente
con mi nueva dimensión
y probé a ser respirado
por la que duerme a mi lado
sin entrar en pormenores
yo sé hacer cosas mejores
Como no me satisfizo
la experiencia sexual
se me inflaron los vapores
me convertí en huracán
di unas tres o cuatro vueltas
y a la quinta me cansé
este cuarto es muy pequeño
para las cosas que sueño
Aire
(estribillo)
Y lo siento por mi novia
y el cristal que me cargué
me escapé por la ventana
y en picado me lancé
pero tuve mala suerte
y cuando iba a remontar
me volví otra vez humano
no faltéis al funeral.
Aire
(estribillo)

jueves, noviembre 20, 2008

Un texto de Sánchez Peláez



CONDICIONALES



Si espero no renunciar a ti si espero alcanzar si alcanzo
si no alcanzo si esperando alcanzar alcanzo si debo
comenzar por la ruta difícil de la larva y la oruga si subo bajo
y me reconozco indemne si abjuro del latigazo el sufrimiento
las inhibiciones de persona a persona si fijo fuera de tono
en fila surco madre mi socorrida mustia aureola evanescente
agua fuerte del paria chopo sonoro caprichoso hosco alegre
lívido horror tranquilo en la red abierta como si no viviera
para llegar a ti.

Juan Sánchez Peláez
(Rasgos Comunes, 1975)

martes, noviembre 18, 2008

Un texto de André Bretón

Mujer
Joan Miró




UNIÓN LIBRE


Mi mujer con cabellera de llamaradas de leño


con pensamientos de centellas de calor


con talle de reloj de arena


mi mujer con talle de nutria entre los dientes de un tigre


mi mujer con boca de escarapela y de ramillete de estrellas de última magnitud


con dientes de huella de ratón blanco sobre la tierra blanca


con lengua de ámbar y vidrio frotados


mi mujer con lengua de hostia apuñalada


con lengua de muñeca que abre y cierra los ojos


con lengua de piedra increíble


mi mujer con pestañas de palotes escritos por un niño


con cejas de borde de nido de golondrina


mi mujer con sienes de pizarra de techo de invernadero


y de cristales empañados


mi mujer con hombros de champaña


y de fuente con cabezas de delfines bajo el hielo


mi mujer con muñecas de cerillas


mi mujer con dedos de azar y as de corazón


con dedos de heno segado


mi mujer con axilas de marta y de bellotas


de noche de San Juan


de ligustro y de nido de escalarias


con brazos de espuma de mar y de esclusa


y de combinación de trigo y molino


mi mujer con piernas de cohete


con movimientos de relojería y desesperación


mi mujer con pantorrillas de médula de saúco


mi mujer con pies de iniciales


con pies de manojos de llaves con pies de pájaros en el momento de beber


mi mujer con cuello de cebada sin pulir


mi mujer con garganta de Valle de Oro


de cita en el lecho mismo del torrente


con senos nocturnos


mi mujer con senos de montículo marino


mi mujer con senos de crisol de rubíes


con senos de espectro de la rosa bajo el rocío


mi mujer con vientre de apertura de abanico de los días


con vientre de garra gigante


mi mujer con espalda de pájaro que huye en vuelo vertical


con espalda de azogue


con espalda de luz


con nuca de canto rodado y de tiza mojada


y de caída de un vaso en el que acaban de beber


mi mujer con caderas de barquilla


con caderas de lustro y de plumas de flecha


y de canutos de pluma de pavo real blanco


de balanza insensible


mi mujer con nalgas de greda y de amianto


mi mujer con nalgas de lomo de cisne


mi mujer con nalgas de primavera


con sexo de gladiolo


mi mujer con sexo de yacimiento aurífero y de ornitorrinco


mi mujer con sexo de alga y de viejos bombones


mi mujer con sexo de espejo


mi mujer con ojos llenos de lágrimas


con ojos de panoplia violeta y de aguja imantada


mi mujer con ojos de pradera


mi mujer con ojos de agua para beber en prisión


mi mujer con ojos de bosque eternamente bajo el hacha


con ojos de nivel de agua de nivel de aire de tierra y de fuego








André Bretón

lunes, noviembre 17, 2008

CANTOS A LA DESNUDEZ





PRIMER CANTO A LA DESNUDEZ


La desnudez es bella en el recogimiento

en la posesión de sí.


El ejercicio es quitarse una prenda y una atadura.

Terminar desnudo

libre

volátil

sin posesiones.


Concluir en la inconmensurable presencia

de sí mismo en sí mismo

a todo lo largo ancho y profundo de sí mismo.


Una vez desnudo

vocalizar el lenguaje de la piel

traducir lo que dice una célula a la otra

caminar y percibir el movimiento de los dedos

verificar la exactitud del mecanismo de la vida

saborear la perfección del cuerpo

“hacerle verso al universo”.


El ejercicio es éste:

desnudarse y ser.


SEGUNDO CANTO A LA DESNUDEZ


La desnudez es más bella aún

en la presencia de quien la admira y la perfecciona.

Quien con su mirada no la enturbia

ni la destruye con su violencia.


El ejercicio es desnudarse frente al otro

y desatar todos los lazos de apariencia

comunicarse sin palabras

-introducciones ni epílogos-

envolverse en un lenguaje de signos

abrirse a lo íntimo

acercarse a lo sagrado

encontrar la verdad de la presencia sin máscaras

ofrendar carne y alma palpitantes.


El ejercicio es éste:

desnudarse frente a otro y ser

en la presencia del otro

ser con el otro.


TERCER CANTO A LA DESNUDEZ


La desnudez es todavía más bella

en la presencia del amado

cuando en el acto sublime del amor

se humedecen

-simultáneamente-

los sexos y los ojos.

HERNÁN DARIO BLAIR T

domingo, noviembre 16, 2008

Baño de Luna de Amelia Barnola





Baño de Luna

Tu boca sobre mi cuello desnudo
Mis labios desnudos sobre tu pecho

Ciegos mis ojos y los tuyos
Arrullo de madrugada

Tus manos desnudas
Desnudos mis pies

Nuestros cuerpos bañados de luna llena

y el recuerdo de una noche en la que te deseo


Amelia Barnola

jueves, noviembre 13, 2008

Después de un tiempo




Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.


Uno aprende que el amor no significa sexo, y una compañía no significa seguridad.

Y uno empieza a aprender.

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.

Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema.

Uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo también aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados y al cuadrado.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, extrañarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido. Pero desgraciadamente, sólo con el tiempo.

Jorge Luis Borges

ROMANTICOS AL RESCATE

Luis Enrique en El Poliedro de Caracas

¿Cómo hacerte saber?




¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo.
Que nadie establece normas salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que también se puede odiar.
Cómo hacerte saber que nadie establece
normas salvo la vida!...
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí, hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.
Que la vida parte del sexo.
Que el por qué de los niños tiene un por qué.
Que querer saber de alguien no sólo es curiosidad.
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana.
Que nunca está de más agradecer.
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar.
Que para dar debimos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber como pedir.
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse es en definitiva no quererse.
Que para que nos quieran debemos mostrar quienes somos.
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es ayudar.
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son honestas.
Que nadie es más honesto porque no roba.
Que el que roba no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en hacer las cosas, no se está viviendo.
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y la mente.
Que con los oídos se escucha.
Que cuesta ser sensible y no herirse.
Que herirse no es desangrarse.
Que para no ser heridos levantamos muros.
Que quien siembra muros no recoge nada.
Que casi todos somos albañiles de muros.
Que sería mucho mejor construir puentes.
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.
Que volver no implica retroceder.
Que retroceder puede ser también avanzar.
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol.
Cómo hacerte saber, que nadie establece normas, salvo la vida!...

Mario Benedetti

miércoles, noviembre 12, 2008

martes, noviembre 11, 2008

Palabra de Jorge Teillier






Aunque no estés aquí.

Aunque estés a años sombra de distancia

te amo de repente

a las tres de la tarde, la hora en que los locos

sueñan con ser espantapájaros vestidos de marineros

espantando nubes en los trigales.

Jorge Teillier

Óleo de una mujer con sombrero

Nota: El presente blog no tiene características políticas y está abierto a toda corriente de pensamiento. El presente blog sólo se encarga de difundir literatura, eventualmente arte y alguna que otra cosa de interés, poniendo énfasis especialmente en toda manifestación de cultura latinoamericana.


OLEO DE MUJER CON SOMBRERO
Silvio Rodríguez

Una mujer se ha perdido
conocer el delirio y el polvo,
se ha perdido esta bella locura,
su breve cintura debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar,
se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila
y promete dejarnos a oscuras.
Veo un perro ladrando a la luna
con otra figura que recuerda a mí.
Veo más: veo que no me halló.
Veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores,
ni a historias, se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable
huye como una gaviota
y yo rápido seco mis botas,
blasfemo una nota y apago el reloj.
Que me tenga cuidado el amor,
que le puedo cantar su canción.

Una mujer con sombrero,
como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo
y yo, que no soy bueno, me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir.



lunes, noviembre 10, 2008

Petite Fleur (Sidney Bechet) - Louisiana JB et Pierre Jean

PETITE FLEUR
(FLORECITA)
Le 6 juillet 2008 à Mehun-sur-Yèvre (France), le Louisiana Jazz Band interprétait Petite Fleur (Sidney Bechet), en compagnie de Pierre Jean. Pierre Jean est l'un des créateurs des Haricots Rouges qui, après quelques années, est revenu au sein de ce groupe mythique pour tenir le piano et aussi le cornet.

domingo, noviembre 09, 2008

Hotel Antiguo de Eugenio Montejo





HOTEL ANTIGUO


Una mujer a solas se desnuda,
pared por medio, en el hotel antiguo
de esta ciudad remota donde duermo

Abren las sedas un rumor disperso
que se mezcla al follaje
de los helechos en el aire

Se oyen llaves que giran en un cofre,
jadeos ahogados, prendas,
la inocencia de gestos solitarios
que beben los espejos

A su tiempo la noche se desnuda
y las calles apiladas se doblan
en un vasto ropaje
con la fatiga de un final de fiesta

Una mujer a solas tras los muros,
unos pasos, un oscuro deseo,
hasta mí llega de otro mundo
como alguien que he amado y que me habla
desde un ataúd lleno de piedras.

Eugenio Montejo

Soneto XVII





No Te Amo

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio o flecha de claveles que propagan el fuego: te amo como se aman ciertas cosas oscuras, secretamente, entre la sombra y el alma.


Te amo como la planta que no florece y lleva dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores, y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde, te amo directamente sin problemas ni orgullo: así te amo porque no sé amar de otra manera,

Sino así de este modo en que no soy ni eres, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Pablo Neruda
Soneto XVII
Premio Nobel de Literatura 1971

EL ARTE DE SOLEDAD BRAVO

SAN FRANCISCO

sábado, noviembre 08, 2008

viernes, noviembre 07, 2008

CONCEPTO DE ÉXITO SEGÚN CARLOS SLIM

EL ÉXITO SEGÚN CARLOS SLIM


Yo creo que el éxito no está en lo económico. Una persona no es de éxito porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 10 en la escuela. Creo que eso es lo que menos vale. Lo que vale es tener los pies en la tierra, la familia – el concepto de familia, los amigos; apreciar las cosas que tienen valor verdadero, no solo material, no físico necesariamente. Pienso que a este concepto bien le puedo añadir una reflexión que me regaló mi madre:


El éxito no tiene que ver con lo que mucha gente se imagina. No se debe a los títulos nobles y académicos que tienes, ni a la sangre heredada o la escuela donde estudiaste. No se debe a las dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu garaje. No se trata de si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador o hablas bonito, o si las luces te siguen cuando lo haces. No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa que usas, ni a los grabados que mandas bordar en tu ropa, o si después de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu estatus social. No se trata de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo. El éxito… se debe a cuánta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños; de si tus logros no hieren a tus semejantes. Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás. Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y te preocupaste de los ancianos. Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta. No es acerca de cuantos te siguen si no de cuantos realmente te aman. No es acerca de transmitir, si no cuantos te creen si eres feliz o finges estarlo. Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de su conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más, no de tener más.


CARLOS SLIM

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_slim

miércoles, noviembre 05, 2008

42



42




Tú no mereces

morir.



El tiempo no había comenzado

y ya eras

en la abertura

del primer pensamiento

y fuiste bastante

para salvar la historia.


Y cuando Dios me pregunte

por mi vigilia,

sólo diré

que yo formaba parte

de la existencia

contigo.


Luis Alberto Machado

En: Canto a la mujer

Ojalá de Silvio Rodríguez




Te amaré de Silvio Rodríguez

BARACK OBAMA PRESIDENTE ELECTO DE ESTADOS UNIDOS





LO QUE ERA UNA TENDENCIA IRREVERSIBLE, YA HOY ES UNA REALIDAD, EL SENADOR BARACK OBAMA, ES PRESIDENTE ELECTO DE LOS ESTADOS UNIDOS, EN LA SOCIEDAD MÁS RACISTA DEL PLANETA, LO ACOMPAÑARÁ COMO VICEPRESIDENTE EL SENADOR JOSEPH BIDEN, PERSONAJE EXPERIMENTADO EN POLÍTICA EXTERIOR -QUIEN SIEMPRE HA QUERIDO SER PRESIDENTE- OJALÁ EL NUEVO MANDATARIO PUEDA TERMINAR CON VIDA SU GESTIÓN, OBAMA ES UN PERSONAJE CONTRADICTORIO Y SINGULAR. DESDE HOY ASISTIMOS EN PRIMERA FILA A UNOS ACONTECIMIENTOS QUE SEGURAMENTE CAMBIARÁN LA HISTORIA DE LA QUE HA SIDO LA PRIMERA POTENCIA MUNDIAL DESDE LA VICTORIA DE LOS ALIADOS EN 1945.







lunes, noviembre 03, 2008

Epitalamio




Epitalamio




"El amor tiene los pies desnudos"
Diótima





Toda la noche el mar estuvo rondando el lecho de los amantes
Después de mucho huir


los amantes se disponían despaciosamente al gozo
dejando atrás por un instante montañas y ciudades
Los amantes se miraban a los ojos y reían
ebrios de ansiedades y de miedos
Los brazos se desprendían de los amantes
como peces inéditos en un mar nunca antes visto
y los labios eran insistentes embarcaciones
que surcaban el horizonte de los cuerpos
hasta quedarse en las profundidades de los mares más obscuros

El cansancio permitía leves treguas a los amantes
Sólo se escuchaba el mar a lo lejos
el zumbido del ventilador
y retazos de alguna película antigua

Toda la sed vino a concentrarse
en la medianoche de los amantes
Sus almas atormentadas
anhelaban la brisa fresca de los almendros
pero el lecho ardía como un bosque de pinos
y los amantes corrían desesperados
como dos ciervos heridos
en busca del cortafuegos del día

Fue el posadero quien vino a salvarlos
Llamó a la puerta en la alta madrugada
mientras el mar empezaba a retirarse
y un barco pirata anunciaba su inminente partida

Ella musitó entredormida:"Vamos, se hace tarde"
Él sólo alcanzó a decir:"Quiero hundirme en tus labios
como en el río Leteo
y olvidarme para siempre"

Gonzalo Fragui