viernes, abril 18, 2014

Poetas venezolanos contemporáneos







Poetas venezolanos contemporáneos
Selección y prólogo:
Adalber Salas Hernández y Alejandro Sebastiani Verlezza
ISBN 978-958-9233-42-9
158 pg. 2014. Colección Los Conjurados
Obra pictórica: Patricia Van Dalen


32 Poetas Compilados

Julieta León
Santos López
Luis Alejandro Contreras
María Auxiliadora Álvarez
Maritza Jiménez
Verónica Jaffé
Beverly Pérez Rego
Dinapiera Di Donato
Nidia Hernández
María Antonieta Flores
Luis Pérez-Oramas
Patricia Guzmán
Teresa Casique
Arturo Gutiérrez Plaza
Alfredo Herrera
Carmen Leonor Ferro
Miguel Marco Trigiano L.
Claudia Sierich
Gabriela Kizer
Hernán Zamora
Jacqueline Goldberg
Gina Saraceni
Luis Moreno Villamediana
Alexis Romero
Luis Gerardo Mármol
Carmen Verde Arocha
Eleonora Requena
Ruth Hernández Boscán
Luis Enrique Belmonte
Roberto Martínez Bachrich
Érika Reginato
 
SALUDAMOS CON BENEPLÁCITO LA PUBLICACIÓN EN LA COLECCIÓN LOS CONJURADOS DEL LIBRO: "POETAS VENEZOLANOS CONTEMPORÁNEOS" DE LOS ESCRITORES ADALBER SALAS HERNÁNDEZ Y ALEJANDRO SEBASTIANI VERLEZZA, JÓVENES INVESTIGADORES VENEZOLANOS. ¡FELICITACIONES!
 



domingo, marzo 23, 2014

Yordano- Todo el amor





YORDANO

TODO EL AMOR

23/03





23/03






















Un día de primavera ya hace siglos cuando nada existía


supe de tu boca del misterio de tu boca


el milagro de tu abrazo energizaba mi torrente sanguíneo


en una navegación de amor


los  cuerpos  reaccionaban de distintas maneras a la magia del contacto


símbolos vitales entremezclándose una y otra vez


en conexión  frenética de pieles


iniciamos  el camino


ardiendo de besos


ese día en primavera regresamos al inicio de  la historia


salpicamos en fulgor síncrono  tus átomos y los míos


tomados de la mano.



Leonardo Melero

lunes, marzo 10, 2014

Estadísticas








ESTADÍSTICAS


El detalle es que entiendas

los primeros diez metros del andén, es el lugar

luego que se ilumine  por las luces del tren

la carrera debe ser enérgica, te verán como un celaje

El detalle es que lo aprendas

el primer vagón frenará de súbito y saltará por lo que pisa

adentro; la gente se golpeará con el impacto

afuera; habrá gritos, llantos, desmayos, salpiques, instrucciones por parlantes, policías, desalojo

vendrán con  las mangueras, arrasando la evidencia

la transformación de la energía flotará  en el recinto y vagará entre los túneles y galerías

el comentario y los recuerdos entre los presentes, será inevitable

habrá desvío de rieles, retraso en el servicio y le jo-de-rás –el- día- a- mu-chos

no aparecerás en las estadísticas

recuerda, el detalle es que no falles


© Leonardo Melero. (2014)


domingo, marzo 09, 2014

DISERTACIÓN DE MARGARITA LÓPEZ MAYA













DISERTACIÓN ACERCA DEL LEGADO DE HUGO CHÁVEZ POR LA HISTORIADORA MARGARITA LÓPEZ MAYA, EL DÍA 08 DE MARZO DE 2014, REALIZADA EN LA LIBRERÍA LUGAR COMÚN, URBANIZACIÓN ALTAMIRA DE CARACAS, VENEZUELA

lunes, febrero 03, 2014

Una soterrada poética



El poeta y escritor Alejandro Sebastiani Verlezza


Una soterrada poética

2 de febrero 2014 - 00:01


Armando Rojas Guardia, en uno de los epílogos de Derivas (Caracas: bid & co. editor, 2013) del joven poeta y ensayista Alejandro Sebastiani Verlezza, considera que la eficacia del diario, como posibilidad de constituir “el esfuerzo de una conciencia por organizarse a sí misma en el transcurrir de los días”, obliga a este “a una constante atención sobre la propia vida, sobre el cauce, los meandros y las desembocaduras de la personal subjetividad, sobre todas las cosas y objetos con los que uno se topa en el correr de los días”. Rafael Castillo Zapata, en el otro epílogo, lo denomina: “Bitácora de lecturas; cajón de sastre de ocurrencias; laboratorio experimental de relatos y poemas; almacén heterodoxo de tentativas críticas, reseñas, sueños, bosquejos de cartas, crónicas  y breves tratados de variadísima lección, apretados en un tenso e intenso calidoscopio”. Luis Moreno Villamediana señala que amplía “la noción de experiencia como centro del diario, hasta incluir los actos menos constatables, como la reflexión, la observación, lo intuitivo, todo eso en forma de collages con fechas al margen”. La subjetividad personal de la mirada de Sebastiani Verlezza, considerada por Rojas Guardia; la metodología del coleccionista contenida en la taxonomía definitoria del diario, de Castillo Zapata; y, el desvío del género hacia el registro de experiencias intelectuales, señalado por Moreno Villamediana; podrían definir la operación estratégica con la que, siguiendo a Benjamin y Blanchot, Sebastiani Verlezza, durante el año 2010, “quizá con aquella fantasía de Blanchot a cuestas: he vivido al doble –o al menos en dos aguas– y a la sombra de esa vida se prepara –se desliza, como un baraja inesperada– un apunte que puede redimensionar la palidez de un día cualquiera ”, construye su escritura diarística.

Menos que como un escritor de la experiencia personal e histórica destinada a la posteridad, Sebastiani Verlezza, como el trapero de Benjamin, rastrea entre los deshechos de la cultura : “Sábado 15: Iluminaciones de la basura: hay que hacer una interrogación en los deshechos, acostumbrar el ojo al entreclaro, al filo, meterse en los rincones…”, al mismo tiempo que como un flâneur constela “las estrellas” de y su escritura: “Paz, Steiner, Eliot, Baudelaire, De Stefano, Pessoa; Oliveros, Rojas Guardia; Sucre, Cadenas, Pitol, Ossott, Mann, Lezama, Benn”.

La mirada personalísima que registra, colecciona y constela, atentísimamente, lo real y lo menos evidente, situaría a Derivas en la estela de los diarios cercanos a la literatura del fracaso: sin propósito fijo, abatida o desviada por efecto del vagabundeo, la escritura de Sebastiani Verlezza guarda entre sus fragmentos la tentativa del posible naufragio, la postergada caída: la insignificancia de “una soterrada poética –así, con minúsculas, dicho bajito, casi al susurro, sin mucha seguridad, del diario”. Como La tentación del fracaso, el extraordinario diario de Julio Ramón Ribeyro.

Diario de aprendizaje, “esto no es otra cosa que el diario de un estudiante”, como lo denomina el mismo Alejandro Sebastiani Verlezza, Derivas, según Rojas Guardia, encarnaría una “ascesis y disciplina celebratorias, festivas, lúdicas, porque se nos proponen como alta literatura”. Una moral de la escritura.

domingo, enero 26, 2014

Idilio



Idilio

Con aire de fatiga entraba el mar
en el desfiladero
                            El viento helado
dispersaba la nieve de la montaña
y tú
parecías un poco de primavera
anticipo
de la vida bullente bajo los hielos
calor
         para la tierra muerta
cauterio
              de su corteza ensangrentada
Me enseñaste los nombres de las aves
la edad
              de los pinos inconsolables
la hora
             en que suben y bajan las mareas

En la diafanidad de la mañana
se borraban las penas
                                        la nostalgia
del extranjero
                         el rumor
de guerras y desastres
El mundo
                 volvía a ser un jardín
que repoblaban
                           los primeros fantasmas
una página en blanco
                                       una vasija
en donde sólo cupo aquel instante

El mar latía
                      En tus ojos
se anulaban los siglos
                                      la miseria
que llamamos historia
                                         el horror
que agazapa su insidia en el futuro
Y el viento
                    era otra vez la libertad
que en vano
                      intentamos fijar
en las banderas

Como un tañido funerario entró
hasta el bosque un olor de muerte
Las aguas
                  se mancharon de Iodo y de veneno
Y los guardias
                         llegaron a ahuyentamos
Porque sin damos cuenta pisábamos
el terreno prohibido
                                  de la fábrica atroz
en que elaboran
                              defoliador y gas paralizante



José Emilio Pacheco

CSN&Y




ALMOST CUT MY HAIR


Él



























ÉL 

Dios es el Supremo Amante
perdona toda infidelidad


Ángela Molina