lunes, noviembre 24, 2008

POEMA QUE NO TODOS PUEDEN LEER




a: _________________"la mujer en la que Dios tanto se detuvo"


Eugenio Montejo



POEMA QUE NO TODOS PUEDEN LEER:


“Tú, cuando te desnudas, te pareces a un pino /
por la esbeltez exacta y el aroma divino. /
Te conviertes entonces en mi propia experiencia, /
te llenas de una hermosa, antigua y noble ciencia. /
Por tu ombligo pasean mis manos desmayadas /
como dos gritos solos. Blancas manos calladas, /
que hieren la tibieza de tu cuerpo sabroso, /
dulce como praderas, silente y memorioso. /
Estas manos te hurgan, te descubren delicias /
semejantes al mar. Breves, fijas caricias /
con las que quiero hollarte, como si tierra fueras /
por la que pasa un río sediento de praderas. /
Y por tu pecho andan dos tetas excelentes /
en las que yo amamanto todo lo que tú sientes. /
Altos y soberanos, tus pechos son mi vida /
que es alta y soberana tierra herida. /
Hieren tus piernas suaves y locas extremadas; /
después son dulces aves que, junto a mi, cansadas, /
duermen ese momento feliz, después del coito, /
cuando ha finalizado la noche del introito. /
Las noches son sagradas. Pero también el día. /
Hay ángeles, demonios, culos del mediodía. /
te veo, en fin, desnuda, como una gran memoria /
que no tiene pasado, ni presente, ni historia /
y es el perfecto instante /
en que todo lo amado se convierte en amante”.

Ludovico Silva (1973).

2 comentarios:

Natasha dijo...

Vaya, hermosísimo poema que desconocía. Gracias por compartirlo, aunque su lectura nos esté supuestamente vedada a algunos.

Saludos afectuosos.

Leonardo Melero dijo...

Gracias Natasha por tus palabras, es cierto, es un poemazo y como tal permanece en el tiempo. Su lectura está vedada a algunos pero no a nosotros. Un gran saludo.
Leonardo