sábado, diciembre 08, 2007

La desobediencia de los sentidos

Ophir Alviárez, escritora y poetisa venezolana



La desobediencia de los sentidos



Pido perdón por las ganas

por tener la boca cocida y no botar el anzuelo

por seguir las sombras de las ballenas en noviembre

cuando es de enero a marzo la fecha de su cópula



Hay una rebelión en mi cuerpo

desobediencia en los sentidos

hay la necesidad del golpe

que me mienta amnésica

que me dicte ausente

porque las estrellas no lactan

el silencio sí se escucha

y los espantos no salen en tu noche

aparecen en la mía

paridos por un vientre que nada sabe de hijos



Hago un examen y me sé raspada

la asignatura no queda pendiente

pendiente está la cuenta

los 37 los 49 los 6 años 9 meses

las hebras que se destejen porque la rueca no gira

los dedos se pierden en la sima

en la máscara que tiene la sonrisa pintada —siempre—

pero no sabe usar zapatos ni de cristal

y vive atenta a la puerta

a que puedas llegar

a que logre salir

para que el ojo no la ahogue ni la flema ni las llagas

las mentiras los deseos



La hostilidad entonces se confunde con rutina

y la rutina esclaviza lo que encuentra

el paso se angosta la cárcava se crece

y las cuatro paredes de aquí

son el recinto donde se muere todo

porque desde hace mucho

todo tiene otro nombre

el duelo debe celebrarse

y el humo quedar adentro

disimulado entre la sangre

abandonado cual maniquí



alerta


Hay un empeño en sabotearme

en despojarme de mí para ser las que quieren

deprisa

porque el mañana me persigue

mientras el ayer sigue batiéndose

batiéndome

y las caderas ganan la forma perfecta que no se llena

que sí se gasta


Torpe

me hago en la silla de la escritora

y giro giro

tal vez sí deje la cabeza entre las piernas

no encuentro lugar mejor

tú no estás cerca

pido perdón por las ganas



Ophir Alviárez

5 comentarios:

pastillagecreativo dijo...

Ophir es una de mis poetas preferidas, es mas, pienso que ella toda es el poema, que renace como el ave Fenix desde lo mas profundo de su ser.
Dejarte también mis mejores deseos de Paz y amor en estas Navidades.
Cariños
Carolina

Leonardo Melero dijo...

Es cierto Carolina, Ophir es un derroche de lírica y ensueño.
Mis mejores deseos de Paz, amor y éxito para ti y los tuyos en esta Navidad!
Un beso.
Leonardo

Natasha Tiniacos dijo...

"Pido perdón por las ganas/ por tener la boca cocida y no botar el anzuelo/ por seguir las sombras de las ballenas en noviembre/ cuando es de enero a marzo la fecha de su cópula".

Qué hermosa estrofa. Definitivamente hay que leer a Ophir.

Saludos.

Ophir Alviárez dijo...

Gracias a los dos. Tenerlos en mi "haberes" como dice Carolina es parte de lo positivo de vivir entre las letras

Besos y mi cariño,

Ophir

Leonardo Melero dijo...

Por nada Ophir!
Claro Natasha, por supuesto que hay que leer a Ophir y a ti también!
Un beso.
Leonardo.