miércoles, mayo 21, 2008

Una plegaria de Gandhi





SEÑOR,
Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla,
no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.
Enséñame a querer a la gente como a mí mismo y a no juzgarme como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.
Más bien, recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.



Gandhi

1 comentario:

Tarántula dijo...

Fue hermoso leerla, Leonardo. Me sentí genial una vez la dije en voz alta.

Este y el año pasado ha estado muy aconteceida la tierra de Ghandi.

Un abrazo grande...