miércoles, abril 21, 2010

El arte poética de Natasha Tiniacos





Natasha Tiniacos (Maracaibo, estado Zulia, Venezuela, 1981) es licenciada en Letras, egresada de la Universidad del Zulia en 2005, Magíster Scientiarium en Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Carolina del Sur (2008). Ganadora de la mención poesía del I Premio Nacional Universitario de Literatura 2004. Ha publicado poemas y ensayos en los diarios La Verdad (Maracaibo) y El Universal (Caracas). Tiene publicado “Mujer a fuego lento”, bajo el sello de la Editorial Equinoccio de la Universidad Simón Bolívar (2006)




Yo soy una mujer



Yo soy una mujer      lo he dicho mil veces
Yo soy una mujer de palabras rotas       de eclipses hormonales
de chillidos en lo adentro
observa mi pecho tembloroso    palpitante
es mi corazón a pleno andar
galopando descalzo a lo largo de lo indecible
Yo soy una mujer        lo repito
el calor de mi bluejean recién comprado
el último vocablo empaña mi parabrisas
el aire me duele
es tu maldita costumbre
y tu hechizo larvario de regresar a mi memoria
Yo soy una mujer        suficiente
me quedo con la silueta poco definida del que empieza a vivir
me quedo fugitiva
secretamente rendida a mis pechos diminutos
Yo soy una
mujer a fuego lento


Quisiera ser un número



Quisiera ser un número
y no una palabra
descifrar el infinito en un teorema
sin hacerlo  leitmotiv de algún verso vagabundo
haber llegado al mundo en autostop
para no tener que imaginar
que tal o cual estrella me ha parido
atravesar la calle para tomar el bus
sin pensar qué tanto besan mis pies al pavimento
perder el sueño
por  culpa del canal porno
no por andar buscándole razones a la soledad
al hambre      a la muerte
a veces me gustaría
insultar al sacerdote que me cobra     sus minutos       de silencio
a lo mejor es para el pan       padrenuestro
y desnudar con la mirada a mi amante
adiós a la camisa  no que me la quite   él      pienso
definitivamente
quisiera ser robot y no misterio
quisiera ser fórmula exacta    color primario    disolvente      chip
cambio los ojos por tarjeta de video
quisiera ser pentium y no mujer

Natasha Tiniacos

3 comentarios:

norayma dijo...

"quisiera ser pentium y no mujer"...

yo pienso:

quisiera ser mujer del espalda,
que solo por las noches acaricias
a medio clik,
solo un dedo y estalla,
la maravilla de mirarle.

quisiera ser mujer de espalda,
sin quejas,solo resoluciones inmediatas como un bumeran.
solo asi, parece mujer
una espalda como teclado,
rigurosa en orden,
clave de un dia cualquiera.

nyha2006- abril 2010

Leonardo Melero dijo...

Mi querida Norayma, le tengo sumo respeto a Natasha Tiniacos una buena amiga a la que tuve el honor de conocer en septiembre de 2009 en el Buscón, cuando se le tiene respeto a una autora es difícil ver su texto transformado, pero tu ejercicio me parece fenomenal, me ha gustado mucho, quizás porque conozco de sobra tu talento.
Un beso.

Unknown dijo...

Que bien Natasha, sin barroquismos, sin aclaraciones que redundan las palabras, sin vueltas, poesia